fbpx
Un chef en la cocina de casa
1793
post-template-default,single,single-post,postid-1793,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.1.4,woocommerce-no-js,customer-area-active,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-20.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Un chef en la cocina de casa

Lo que muchos han soñado alguna vez metidos en el papel de anfitriones ahora no sólo es posible, sino que se está convirtiendo en una práctica frecuente. Hablamos de recurrir a un cocinero profesional para que prepare una comida o cena en el hogar. Bien porque no han podido emprender montando un establecimiento propio, bien porque aquel que regentaban no era tan rentable como debería o bien porque han encontrado un nicho de mercado en pleno apogeo. Las razones que han llevado a muchos chefs a optar por esta vía son diversas, pero todas convergen en un mismo punto: que cualquiera pueda disfrutar de la alta gastronomía sin salir de su domicilio.

En términos generales, la dinámica es tan sencilla como acordar un presupuesto, un menú, una fecha y una hora. A partir de ahí, despreocupación total: el correspondiente cocinero llamará al timbre con todo lo necesario, tanto la compra como los utensilios indispensables, aunque habitualmente se defienden con el material disponible en una cocina estándar. Asimismo, según lo contratado, este profesional también puede aconsejar en materia de maridaje o disponer la mesa siguiendo unos mínimos de protocolo y en consonancia con la decoración. Al finalizar, parecerá que nada ha ocurrido, pues la limpieza también corre a cargo del chef.

Con todo, cada vez más personas deciden probar la experiencia. Y no es necesario que la ocasión sea formal: desde cualquier tipo de celebración hasta un encuentro desenfadado con familia o amigos. Los cocineros se adaptan a las características de la cita y a los gustos de los comensales. Además, con vistas a llegar a un público generalista, el margen de precios suele ser amplio. En definitiva, son muchos quienes ya piensan que esta alternativa compensa cuando reciben invitados en casa. ¿Qué opináis vosotros? 🙂

No Comments

Post A Comment