fbpx
Mercados por el mundo
1192
post-template-default,single,single-post,postid-1192,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.0.3,woocommerce-no-js,customer-area-active,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Mercados por el mundo

Más allá de responder a la necesidad básica del abastecimiento de alimentos, los mercados destacan por cumplir una función social. Porque son puntos de encuentro, configuran la identidad de un municipio y, en muchos casos, han participado en el origen del mismo. Actualmente, la gente acude a estos emblemáticos espacios a tener una experiencia de cercanía, calidad y desconexión. Además, muchos han diversificado su oferta, comprendiendo también gastrobares, tiendas de artesanía, cursos o eventos de toda índole. ¿Os gustaría conocer algunos de los más característicos?

En el ámbito nacional destaca, por ejemplo, La Boquería de Barcelona, el cual nació como un mercado ambulante a las puertas de la ciudad para eludir el pago del impuesto por entrada de mercancías. Las instalaciones en su presente ubicación fueron inauguradas en 1840, tras el incendio del convento de San José que allí se encontraba, cuyos terrenos fueron expropiados a los carmelitas descalzos. En un principio, el traslado de los puestos a esta zona fue una decisión temporal debido a la progresiva conversión de la Rambla en paseo urbano. No obstante, con el tiempo se tornó en definitiva. Después de diversas reformas y mejoras estructurales, La Boquería cuenta en la actualidad con más de 900 puestos.

Mercados por el mundo 02

Sin salir del territorio español, se puede hablar también del Mercado de San Antón en Madrid. La barriada de la Justicia creció considerablemente a principios del siglo XIX debido al éxodo rural, de manera que existían numerosas paradas callejeras en la zona. Con el objetivo de evitar suciedad y malos olores, el correspondiente consistorio decidió ceder un solar en los años 40 para la construcción de un mercado propiamente dicho. Éste gozó de gran popularidad hasta la década de los setenta, cuando inició una etapa de decadencia. Sin embargo, recientemente ha sido objeto de una remodelación integral, dando lugar a una nueva “plaza para el pueblo” en pleno barrio de Chueca que se ha posicionado como referente en modelo de negocio y sostenibilidad.

Asimismo, fuera de las fronteras nacionales hay otros tantos que bien merecen ser visitados. Es el caso de los denominados mercados de granjeros” de Nueva York, los cuales se celebran al aire libre en los distintos distritos de la ciudad. Aquí es donde los agricultores del Estado se encuentran con los urbanitas para ofrecerles productos de temporada. Uno de los más destacados es el que se organiza cada miércoles, jueves, viernes y sábado en Union Square, el cual involucra a más de 200 familias de granjeros y pescadores, así como ofrece productos artesanos, ecológicos y gourmet.

Mercados del mundo 01

Por su parte, a esta parte del charco, no se pueden obviar los mercados provenzales de Francia, los cuales posibilitan conocer el patrimonio gastronómico más artesanal de la zona. Aunque el turismo de masas ha pervertido el concepto, uno de los que mantienen la esencia es el de L’Isle-sur-la-Sorgue, una población del distrito de Avignon. Como no podía ser de otra manera, quesos y vinos son protagonistas en muchos de los puestos, pero también destacan los encurtidos, las especias y las sales. Además, se pueden probar platos preparados y numerosas especialidades reposteras. Todo ello, acompañado de paradas de antigüedades, algo también muy típico en la zona.

Por último, es obligado hacer una parada en el St. Lawrence Market de Toronto, que fue nombrado por la revista National Geographic como el mejor del mundo en 2012. ¿Las razones? Dividido en dos partes, abarca una manzana completa entre las calles de Front y Jarvis. La zona sur comprende más de un centenar de vendedores fijos dedicados a productos frescos y autóctonos de primera calidad, mientras que la zona norte acoge cada sábado a un numeroso grupo de agricultores que exhiben sus productos de temporada como se ha hecho desde 1803. Además, más de cincuenta anticuarios completan la estampa cada domingo. Y, por si esto fuese poco, también sirve como centro de arte, pues comprende obras acerca de la historia de la ciudad. Entre las paradas obligadas, Carrousel Bakery, una pastelería conocida por sus peameal bacon sandwiches.

Mercados por el mundo 03

¿Os ha parecido interesante nuestra breve ruta de mercados por el mundo? ¿Os gusta visitar estos espacios cuando viajáis? ¿Sabéis de otros a recomendar? ¡Contadnos! 🙂

No Comments

Post A Comment