fbpx
Mercados amigos (II): Reino Unido - Naranjas Torres
Sitio web corporativo de Naranjas Torres
Naranjas, clementinas, caqui, cerezas, fresa, kiwi, limón, melón, nueces, pomelo, sandía, fruta, fruta de verano, recetas
1495
post-template-default,single,single-post,postid-1495,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.1.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-22.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Mercados amigos (II): Reino Unido

No hace mucho que la hora del té y el fish and chips eran los únicos hábitos gastronómicos conocidos que procedían de Gran Bretaña. Es más, la mala concepción de la cocina británica estaba – y está en gran medida – extendida más allá de sus fronteras nacionales. Sin embargo, de un tiempo a esta parte dicho país se ha puesto las pilas con vistas a promocionar y a redescubrir, incluso a los locales, sus tradiciones culinarias: desde las pies en todas sus variantes – steak & ale pie, chicken pie, stargazy pie, shepherds pie, cottage pie… – hasta los quesos regionales – con el Cheddar a la cabeza junto con, por ejemplo, el Caerphilly o el Shropshire Blue –, pasando por platos típicos como el bangers & mash, el bubble & squeak, el roast beef, el Yorkshire pudding o los haggis escoceses, entre otros.

En este sentido, los chefs más famosos y los restaurantes más reconocidos del Reino Unido están desempeñando una labor fundamental, tanto en materia de divulgación como de internacionalización. Asimismo, han asumido parte de responsabilidad en combatir una problemática que se ha convertido en, prácticamente, una cuestión de estado: la obesidad, ya que este país presenta una de las peores tasas de Europa. De hecho, el propio Gobierno ha iniciado campañas escolares para inculcar desde niños el gusto por una alimentación saludable. Principalmente, esta situación viene dada por las grandes multinacionales de la alimentación, que han gozado de total libertad en el mercado inglés para asentar un consumo excesivo, así como por la arraigada costumbre de recurrir a la comida preparada o para llevar.

No obstante, Reino Unido también presenta bondades gastronómicas. Una de ellas, por cierto, cada vez se exporta más. Ésta no es otra que el mítico desayuno británico: huevos, beicon, salchichas, judías, tostadas, muffins, cereales… No es sólo una cuestión culinaria, sino un ritual social que invita a disfrutar de dicha comida desde su preparación con calma. Y destaca, asimismo, la multiculturalidad a la que están habituados los paladares ingleses debido a su estrecha relación con países “invadidos e invasores”.

Al detalle: frutas y verduras

Una de las cadenas de supermercados por excelencia en Gran Bretaña apuntó recientemente que el consumo de estos productos frescos ha disminuido considerablemente con motivo de la crisis, un síntoma compartido con el resto de países europeos. En lo que a preferencias se refiere, priman las frutas de fácil comer – es decir, que se pelan cómodamente, que no tienen hueso o que presentan pocas pepitas –, como son el plátano, las manzanas, las naranjas y la uva. En cuanto a verduras, las patatas, las zanahorias y las cebollas se llevan la palma. Del mismo modo que en la gastronomía, se está trabajando por reducir la dependencia de las importaciones con una clara apuesta gubernamental por la producción autóctona.

No Comments

Post A Comment