fbpx
Los 5 mitos más manidos en nutrición
1891
post-template-default,single,single-post,postid-1891,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.1.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Los 5 mitos más manidos en nutrición

Aunque muchas de las creencias populares que circulan de boca en boca son ciertas, otras tantas no. Quizá en algunos temas esto no tenga importancia, pero cuando se trata de alimentación puede repercutir en la salud, por lo que siempre es mejor consultar a un experto antes de tomar decisiones sobre la dieta sin fundamento. En

Naranjas Torres hemos recopilado una serie de convicciones que seguro habéis oído repetidamente y que tienen de verdad tanto como una naranja tiene de cuadrada 😛

El pan engorda: sí, pero sólo si se consume en exceso, como cualquier otro alimento, o se acompaña de otros productos grasos. Muchas personas que quieren bajar de peso cometen el error de prescindir de él. Sin embargo, es una fuente necesaria de energía.

Lo light adelgaza: no, porque ello significa que alguno de los componentes del alimento – grasas o azúcares, por ejemplo – ha sido reducido, pero que puede seguir conteniendo calorías. Así, en caso de ingerir más de la cantidad recomendada, engorda como la versión regular del producto.

No comer ayuda a perder peso: no y, además, grave error. Esta practica ralentiza el metabolismo, produciendo justo el efecto contrario al deseado. La clave está en mantener el cuerpo saciado con alimentos saludables, lo cual evita atracones o tentaciones calóricas.

Moderar el consumo de huevos por el colesterol: no, pues se ha probado que este producto presenta proteínas de excelente calidad y que su consumo es recomendable para cualquier tipo de persona, incluso para quienes quieren reducir dicha sustancia en sangre. En este sentido, las grasas son la clave.

La fruta engorda más como postre: no, no y no. Las calorías de un alimento no varían antes o después de las comidas. Eso sí, se puede optar por las más digestivas cuando se consumen a modo de broche final, como la naranja o la piña.

¿Qué otros mitos añadiríais a la lista?

No Comments

Post A Comment