fbpx
Frutas de verano para refrescar nuestra salud
2447
post-template-default,single,single-post,postid-2447,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.1.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Frutas de verano para refrescar nuestra salud

Hace algunos días que os venimos contando que, con la entrada del calor (casi) estival, los campos de Naranjas Torres se llenan de cuatro de las frutas de verano más refrescantes, aparte de los cítricos, para deleitar los paladares y los estómagos de todas las edades: sandía, melocotón, fresas y cerezas.

Y no solo son generosas con nuestros sentidos, sino también con nuestra salud. Tomad nota de cuáles son las propiedades más beneficiosas de estas grandes ‘súperfrutas’ de la alimentación.

Sandía. Dulce, hidratante y rebosante de sabor, pero también buena para el corazón y para mejorar la vida sexual, gracias a su composición a base de L-citrulina; contra el cáncer, por ser rica en licopoteno, y para aliviar la fatiga muscular, además de ser antioxidante, depurativa, laxante y antirreumática por sus minerales alcalinos.

Melocotón. Tanto esta como otras frutas con hueso de tamaño medio o grande, según un estudio de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.), previenen algunos tipos de cáncer por su alto contenido en vitamina C, sustancia que también actúa en la protección de la piel frente a los rayos solares. También posee fibra, que hace frente a la diabetes de tipo 2 (controla el azúcar en sangre y los niveles de insulina).

Fresas. Son bajas en calorías y un antiinflamatorio natural, debido a los fenoles y al manganeso; están cargadas de antioxidantes y de vitaminas como niacina, riboflavina y ácido pantoténico y fólico; contribuyen a la salud ósea (potasio y vitamina K) y ocular; tienen un efecto antienvejecimiento por su ácido elágico, y ayudan a perder peso.

Cerezas. Tienen antioxidantes como las antocianinas, que ayudan a acabar con enfermedades cardiacas y con el cáncer, y la melatonina, que colabora en la regulación de los ciclos de sueño del cuerpo; contienen vitamina A, C y E, además de potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y fibra (buena para la salud digestiva); previenen la pérdida de memoria; reducen el riesgo de padecer diabetes, y son importantes antiinflamatorios, lo que las hace muy recomendables para deportistas.

Foto: Jaroas
No Comments

Post A Comment