fbpx
El fenómeno de las ‘food trucks’ se instala en España
2490
post-template-default,single,single-post,postid-2490,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.0.3,woocommerce-no-js,customer-area-active,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

El fenómeno de las ‘food trucks’ se instala en España

Existe en la actualidad una tendencia en el campo de la comida rápida que amenaza con desbancar a aquellos restaurantes del sector vilipendiados por los gurús de lo ‘healthy’ por ofrecer productos no demasiado saludables.

Y no solo los abanderados de la comida saludable quieren fomentar la alimentación sana. También el ciudadano de a pie se preocupa ya por estos menesteres, pero sin perder el interés por las comidas y cenas fuera de casa. En este punto es donde entra en acción nuestro motivo de introducción: las food trucks.

Las furgonetas de comida callejera han existido desde hace muchos años en todo el conteniente americano, pero fue en 2009 cuando desde California comenzó a extenderse la iniciativa de cuidar esa gastronomía ofrecida en el exterior, ampliar el abanico de posibilidades culinarias (no solo de hamburguesas y perritos calientes vive el ‘food trucker’) y abrazar un estilo más saludable y concienciado con el consumidor.

Esa mentalidad, junto con las ganas de innovar que siempre llevan en las venas los emprendedores, ha contagiado el movimiento en España. Pero hubo un pionero ibérico. El chef Koldo Royo (@KoldoRoyo), como él mismo cuenta, es un innovador nato y en muchos de sus viajes por el mundo había conocido este tipo de comida. “Un día me compré un camión y me dije ‘Koldo, pruébalo’. Lo hice y después de mí muchos jóvenes han encontrado otra forma de hacer las cosas gracias a esta tendencia”, explica el cocinero.

Tras encender Royo la mecha en Palma de Mallorca, el boom explotó, sobre todo en zonas de costa, a partir de 2014 de las ganas y de la ilusión de chefs recién salidos de las escuelas que, debido a la crisis y a los elevados precios de montar un restaurante, encuentran en las food trucks un buen sistema de negocio.

En ellas preparan platos de alta cocina asequibles al bolsillo que nada tienen que envidiar a los establecimientos con estrella Michelin. Una buena alternativa para cocinar y comer rico, sano y de calidad al aire libre, sobre todo, ahora que el calor invita a salir a la calle. ¿Os animáis a sumaros a la moda de las camionetas gastronómicas? 😉

Imagen: Victoria Pickering
No Comments

Post A Comment