fbpx
El 'affaire' entre las frutas y el vino - Naranjas Torres
Sitio web corporativo de Naranjas Torres
Naranjas, clementinas, caqui, cerezas, fresa, kiwi, limón, melón, nueces, pomelo, sandía, fruta, fruta de verano, recetas
1669
post-template-default,single,single-post,postid-1669,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.4.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-23.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

El ‘affaire’ entre las frutas y el vino

Manzana, naranja, pera, sandía, melón, aguacate… Tradicionalmente, esta bebida se obtiene a partir de la fermentación de la uva, pero otros frutos tampoco escapan de su elaboración. “En España aún no estamos acostumbrados. Sin embargo, en otros países donde no se puede cultivar la vid es algo natural”, explica Meritxell Falgueras (@winesandthecity), quien es sumiller, periodista especializada y jurado internacional del sector enológico.

Porque resulta que el vino guarda una relación más estrecha con las frutas en general de lo que comúnmente se cree. De ahí, por ejemplo, que alguno que otro sea calificado en su degustación como “afrutado”, queriendo decir que “es protagonizado por los aromas primarios o varietales que, normalmente, son series aromáticas que van de las flores a los vegetales y las frutas”, según define la experta consultada.

Asimismo, dicho vínculo se refleja en la presentación final, pues los caldos están haciéndose un hueco en la gastronomía no sólo como maridaje, sino como ingrediente. Meritxell se declara a favor de esta tendencia, aunque con un matiz. En sus palabras: “Me parece genial incluir el vino en nuestro día a día y más en nuestra cocina, porque sabe muy bien. Eso sí, mi consejo es no poner un vino malo o de baja calidad para cocinar, porque se puede arruinar el plato

Meritxell Falgueras - foto perfilLa sugerencia de la entrevistada

Como seguramente imaginabáis, no hemos podido dejar pasar esta oportunidad sin preguntar qué caldo combina mejor con las que son las frutas por excelencia de la firma, es decir, con las naranjas y con las mandarinas. En este sentido, nuestra sumiller de referencia nos ha propuesto “un vino ligeramente dulce para poder rebajar la sensación de ácido cítrico en boca”. ¡A tomar nota se ha dicho! 😉

No Comments

Post A Comment