fbpx
Dieta equilibrada ¿sin carne ni pescado? - Naranjas Torres
Sitio web corporativo de Naranjas Torres
Naranjas, clementinas, caqui, cerezas, fresa, kiwi, limón, melón, nueces, pomelo, sandía, fruta, fruta de verano, recetas
2344
post-template-default,single,single-post,postid-2344,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-3.0.1,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-29.2,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17861

Dieta equilibrada ¿sin carne ni pescado?

A menudo en los diferentes ambientes en los que nos movemos (familiar, amistoso, laboral, etc.) y también a través de los medios de comunicación se fomenta la importancia del consumo equilibrado de todo tipo de alimentos, que incluyan frutas, verduras, carnes, pescados, lácteos, legumbres, etc. Y ¿qué sucede con aquellas personas que deciden no comer productos que provengan de ningún animal?

Cada día es más común que tomen esta importante consideración desde jóvenes hasta adultos concienciados con el rechazo del sufrimiento y con la defensa animales (crías en granjas intensivas con piensos tratados y antibióticos, etc.) o personas a las que simplemente chiflan los alimentos que salen única y exclusivamente de la tierra: vegetarianos (no comen carne) que toman (o no) solo alimentos macrobióticos (sin manipulación industrial), ovolactovegetarianos (ni carne ni pescado, pero sí huevos, lácteos, miel y gelatina), veganos (ningún producto animal, ni para comer ni para vestir) o crudiveganos (incluyen un 50-70% de productos crudos en su dieta), entre otros.

Pero ¿se puede vivir bien sin los nutrientes procedentes de los animales? La naturópata crudivegana Ana Moreno (@anamorenini) opina rotundamente que sí. “Cuando consumimos, por ejemplo, frutas y verduras, conseguimos más micronutrientes (vitaminas y minerales) para nuestro organismo y más cantidad de agua que con productos animales. Además, son alimentos fáciles de digerir, ricos en fibra, que hacen función escoba, ya que arrastran todos los tóxicos del sistema digestivo, y que nos dan prebióticos, que son el alimento de las bacterias que tenemos en el colon. Por lo tanto la tierra ya nos da suficientes nutrientes al completo como para necesitar otras procedencias”, asegura.

Moreno lleva cerca de 30 años (desde la adolescencia) siendo prácticamente vegana (a veces toma huevos y queso) y ello no ha tenido consecuencias negativas en su salud. Todo lo contrario: come mucha verdura al vapor, aceite de oliva, legumbres, arroz integral, quinoa, mijo, avena, dátiles y otros tantos productos de origen no animal que cubren por completo los nutrimentos que nos proporciona la carne y el pescado que, además, considera que son pocos. “Lo que nos aportan estos productos son principalmente proteínas y lo que los seres humanos necesitamos realmente son aminoácidos, que podemos conseguirlos, sobre todo, de legumbres y verduras”, aclara la naturópata.

Cuando tomamos carne obtenemos proteínas que desdoblamos en estas moléculas orgánicas para poderlas asimilar y este proceso provoca que queden muchos residuos como el amoniaco o el ácido úrico y que se desgaste en mayor cantidad el organismo que cuando los conseguimos de otros alimentos. También nos proporcionan purina, un tóxico para el cuerpo que no se consigue metabolizar y eliminar, y nada de necesaria fibra.

Por otro lado, otro de los “pocos elementos positivos” que considera Moreno que conseguimos al tomar, en este caso, pescado, es la obtención de omega 3. ¿Cuál es el problema? Que en el momento en el que lo cocinamos, lo perdemos, a no ser que lo tomemos crudo. También podemos encontrarlo en la yema del huevo, los aceites vegetales, las semillas, los frutos secos y verduras como el brócoli, la lechuga o el pepino.

Argumentos con los que la experta en comida vegetariana justifica la ausencia de carne y de pescado en la dieta, pero cuya decisión siempre debe estar sujeta al consejo de profesionales en la materia como ella, además de médicos y nutricionistas que lo puedan valorar y proteger, así, nuestra salud.

Foto: Pudding de avena y cúrcuma con almendras, jengibre, ciruela, papaya, naranja y arándanos. Fuente: Flexivegetarianos de Ana Moreno

No Comments

Post A Comment