fbpx
¿Cómo y dónde conservar frutas y verduras en casa? - Naranjas Torres
Sitio web corporativo de Naranjas Torres
Naranjas, clementinas, caqui, cerezas, fresa, kiwi, limón, melón, nueces, pomelo, sandía, fruta, fruta de verano, recetas
2483
post-template-default,single,single-post,postid-2483,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.4.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-23.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

¿Cómo y dónde conservar frutas y verduras en casa?

Son alimentos que os aconsejamos consumir durante todo el año y ahora, en pleno verano, es cierto que suelen ocupar buena parte de la cesta de la compra. Nos referimos a las frutas y verduras. La duda surge cuando llegamos a casa y no sabemos dónde y cómo conservar mejor estos alimentos para que no se estropeen. Tomad nota.

En la nevera. Los vegetales de hoja verde (lechugas, espinacas, canónigos, etc.) deben conservarse en un recipiente con un poco de humedad que conseguiremos introduciendo una toalla pequeña o papel de cocina. También debemos meter en la nevera los frutos del bosque, es decir, moras, frambuesas o arándanos. En este caso siempre es recomendable mantenerlos en un tarro hermético y solo los lavaremos cuando vayamos a consumirlos ya que la humedad provoca que se estropeen. Tampoco ‘le gusta’ la humedad a las berenjenas y a las fresas pero ambos son productos de nevera. Siempre es aconsejable colocarlas sobre papel de cocina para que éste absorba la humedad.

En la despensa. Los aguacates aguantan más tiempo si los guardamos dentro de una bolsa de papel y los dejamos a temperatura ambiente;  al igual que los ajos, las patatas y las cebollas, que se conservan durante semanas si están en un lugar fresco y oscuro. Si nos referimos a frutas, por ejemplo, mangos, naranjas, mandarinas, limones, kiwis, albaricoques y granadas se pueden guardar en lugares frescos y aireados, lo mismo que los higos y las brevas, aunque es cierto que si queremos prolongar su vida lo ideal es meterlos en la nevera.  También los tomates. Mucha gente los mete directamente en la nevera pero no es necesario salvo que estén muy maduros o la temperatura ambiente sea muy elevada.

En agua. La albahaca, los puerros y los espárragos frescos, tal y como hacemos con las flores, lo ideal es introducirlos en un vaso con un poco de agua. Lo mismo que el hinojo y el apio que con este sistema de conservación puede aguantar una semana más.

En un recipiente hermético. Las alcachofas se mantienen frescas más tiempo si las guardamos en un recipiente con cierre hermético en el que tengan un poco de humedad pero muy poca. Este mismo sistema es el ideal para conservar las judías verdes o el maíz sin desgranarlo, aunque en este último caso, debemos conseguir un bote grande dadas las dimensiones que suelen tener las mazorcas.

No Comments

Post A Comment