fbpx
Cerveza de naranja al más puro estilo artesanal
2554
post-template-default,single,single-post,postid-2554,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,customer-area-active,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Cerveza de naranja al más puro estilo artesanal

La cerveza es una bebida espirituosa, pero que puede suponer una manera saludable de tomar un licor refrescante si se toma con moderación y sin alta graduación. Además, es tan versátil que se han probado mil y una maneras de combinarla con otros productos, a primera vista nada relacionados, como la mantequilla, la alcachofa o la manzana verde.

También de naranja, debido al contraste de sabor que supone y a la textura que aporta al paladar. Pero no es una novedad de la actualidad, ya que este cítrico se ha utilizado para preparar este refresco desde principios del siglo XVII, según investigaciones del especialista Randy Mosher, como explica Cerveza Artesana. De manera continuada, aunque clandestina en Inglaterra, se ha elaborado cerveza de naranja desde 1700 como ingrediente principal o complementario.

Según explica, la naranja más adecuada para la preparación de esta bebida es la amarga, ya que su aromática piel, parte que se utiliza, aporta unos aceites esenciales que la hacen muy apreciada.

Además, con tiempo y dedicación, también podréis preparar vuestra propia cerveza cítrica, siguiendo unos sencillos pasos:

1. Quitamos la capa exterior de la piel de las naranjas utilizando un pelador para vegetales, evitando incluir la médula blanca que hay entre la capa superior de la cáscara.

2. Colocamos la piel en una pieza de papel a prueba de grasa y este en una bandeja para hornear.

3. Horneamos a 110ºC, comprobamos las cáscaras cada 15 o 20 minutos durante una hora y media o antes de que empiecen a arrugarse.

4. Dejamos que las piezas de cáscara de naranja se enfríen y sequen antes de utilizarlas.

5. Ponemos a hervir 7,5 litros de agua.

6. Vertemos el extracto de malta, miel y lúpulos BC Goldings en el agua hirviendo, revolvemos la mezcla hasta que esté mezclado completamente y dejamos hervir durante 45 minutos.

7. Añadimos los lúpulos Hallertauer y 9,5 gramos de semillas de cilantro enteras molidas al mosto (nombre para la cerveza sin fermentar) y dejamos que hierva otros diez minutos.

8. Agregamos el resto de las semillas y la cáscara de naranja al mosto y lo dejamos hervir otros cinco minutos.

9. Cortamos el hervor, esperamos que el mosto se enfríe a 32ºC y colocamos la olla de la infusión en un lavabo lleno de agua con hielo para que se acelere el proceso.

10. Echamos el mosto frío en el recipiente de fermentación, añadimos poco más de once litros de agua fría sobre el mosto y lo mezclamos lo más fuertemente posible.

11. Rociamos la levadura sobre el mosto.

12. Llenamos el compartimiento estanco con agua y lo colocamos en la tapa del recipiente de fermentación.

13. Ponemos el recipiente en un lugar seco y oscuro con una temperatura de unos 21ºC y, tras dos o tres semanas, la cerveza de naranja estará lista para embotellarse.

No Comments

Post A Comment