fbpx
Al mal tiempo, alimentos de temporada - Naranjas Torres
Sitio web corporativo de Naranjas Torres
Naranjas, clementinas, caqui, cerezas, fresa, kiwi, limón, melón, nueces, pomelo, sandía, fruta, fruta de verano, recetas
1728
post-template-default,single,single-post,postid-1728,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.4.5,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-3,qode-theme-ver-23.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

Al mal tiempo, alimentos de temporada

Es bien sabido que el gasto calórico es mayor en invierno debido a las condiciones climáticas. Sin embargo, lejos de lo que algunos creen, la diferencia con el resto de estaciones no es tan grande como para aumentar de forma considerable las ingestas. De hecho, la clave para combatir el frío no reside tanto en la cantidad como en la forma de cocinar. Cremas, guisos o sopas que no apetecen en otras épocas del año son, por ejemplo, una buena elección para la presente temporada. Del mismo modo, las infusiones son más que recomendables para entrar en calor a la par que mantenerse hidratado.

Porque elevar la temperatura corporal sin abusar del consumo de calorías – ése que luego puede repercutir negativamente en la dieta y, por tanto, en la salud – es posible. De hecho, una de las formas más sencillas de acertar es dejarse guiar por el calendario. La naturaleza es sabia, de manera que las frutas y las verduras de temporada aportan los nutrientes necesarios para cada momento. Además, ayudan a no gastar más dinero del necesario, ya que su mayor disponibilidad en el mercado hace que su precio sea más bajo.

Caqui, chirimoya, mandarina, kiwi, manzana, naranja o uva, por un lado. Acelga, alcachofa, berenjena, brócoli, calabacín, espinaca o coliflor, por otro. Estas son algunas de las muchas opciones que el invierno pone a nuestra disposición según el portal oficial Alimentacion.es. Un ejercicio tan fácil como incluir estos productos en el menú diario no cuesta nada, pero sus consecuencias pueden ser notables para el bienestar físico. Nada mejor que comprobarlo de primera mano poniéndolo en práctica a partir de… ¡YA! 😉

No Comments

Post A Comment