Sin buena nutrición no hay buen deporte

Nutrición deportiva - Naranjas Torres

Comer correctamente es importante para cualquier persona, pero podríamos decir que incluso más – si cabe – para quienes hacen del ejercicio físico su método de vida. Saber cuál es el aporte adecuado para que desgaste e ingesta se compensen no es tarea fácil, lo cual lleva a consultar a un profesional en la materia. Y eso mismo es lo que hemos hecho desde Naranjas Torres para aproximarnos a esta temática: la nutricionista deportiva Laura Jorge Martínez (@LjmNutricion) nos ha resuelto las principales dudas al respecto de la dieta y alimentación en este ámbito ;)

¿Hasta qué punto puede influir la alimentación en el rendimiento de un deportista?

Cada vez hay una mayor conciencia acerca de que una buena alimentación nos asegura un nivel óptimo de salud. Y en el caso de los deportistas, además, ayuda a prevenir lesiones y a alcanzar el máximo rendimiento. Éste también depende del entrenamiento y de las características personales de cada uno, pero sin duda una buena alimentación es esencial, ya que influye directamente.

¿Cuáles son las principales carencias nutricionales que presentan quienes practican algún deporte?

Es una pregunta muy amplía, pues la respuesta depende tanto del tipo de deporte como de los objetivos nutricionales del deportista. En consulta he visto casos y casos: desde algunos con dietas en las que frutas y verduras son casi inexistentes hasta quienes tienen un déficit de hidratos de carbono, por lo que no disponen de suficiente energía para llevar a cabo entrenamientos a un buen nivel. Eso sí, son muchos los que en el intento de cubrir sus recomendaciones calóricas, perder o incrementar peso, y de favorecer su rendimiento cometen pequeños errores que no permiten que la dieta sea del todo equilibrada y saludable.

¿Cuándo es recomendable recurrir a suplementos y cuáles son los más indicados?

Habría que valorar al deportista: su alimentación, sus entrenamientos, la modalidad deportiva y las competiciones o pruebas que vaya a preparar. En mi opinión, es recomendable recurrir a suplementos en el momento en que la dieta no es ‘suficiente’ o cuando la finalidad es mejorar el rendimiento deportivo y recuperarse después del esfuerzo. En este caso, y valorando todo lo anterior, le daría las pautas de suplementación más indicadas para tomar antes, durante o después. Hay que tener en cuenta que cada deportista es diferente, por lo que siempre se deben personalizar las recomendaciones nutricionales.

¿Qué se debería comer después de un entrenamiento, partido o similares para reponer fuerzas?

De manera general, para reponer fuerzas y estar al cien por cien en el próximo entrenamiento hay que tomar alimentos ricos en hidratos de carbono de alto índice glucémico, consumir una pequeña cantidad de proteínas fácilmente digeribles y, muy importante, hidratarse con agua o alguna bebida de reposición ligeramente hipotónica.

Laura Nutricionista - Naranjas Torres

Imagen de Laura Jorge Martínez en redes sociales

Entrenar en ayunas, ¿sí o no?

Insisto: todo es según el caso. Pero mi recomendación para personas que no son profesionales y que quieren adelgazar es que no lo hagan, porque pueden padecer mareos, vómitos o nauseas. Si se trata de profesionales que entrenan en grupo, puede ser alguna de las pautas encaminadas a la optimización energética. Aquí, lo aconsejable sería tomar hidratos de carbono la noche anterior.

En líneas generales, ¿cómo tiene que ser la dieta de alguien que practica ejercicio físico regularmente?

Básicamente, además de una correcta hidratación antes, durante y después del ejercicio, un deportista necesita una alimentación variada y equilibrada, es decir, comer de todo pero procurando ajustar las cantidades a sus recomendaciones diarias. De manera general, hablamos de una dieta rica en hidratos de carbono, con un consumo de proteínas diario, bastantes frutas y verduras, alimentos con antioxidantes y una ingesta moderada de grasas.

¿Cuáles son los pasos que sigues y los factores que tienes en cuenta a la hora de preparar una dieta personalizada?

Primero, necesito recopilar una serie de datos, por lo que les hago rellenar un cuestionario nutricional. También suelo entregarles un ‘recordatorio de 24 horas’ para conocer mejor la alimentación que llevaban hasta entonces y, así, corregir posibles errores. Además, pido un análisis de sangre y en consulta les realizo una evaluación antropométrica. Por último, reviso toda esa información y ya me pongo manos a la obra: realizo un informe de los resultados obtenidos y elaboro un plan nutricional que contemple todas las necesidades del paciente.

En Internet circulan cientos de ejemplos de dietas y consejos alimenticios, ¿cómo se puede distinguir si se trata de una buena recomendación o no?

En mi opinión, lo primordial es conocer quién ha elaborado esa dieta o esos consejos. Porque, hoy por hoy, nuestra profesión tiene muchísimo intrusismo y hay miles de personas a las que les ha funcionado cierta recomendación y la comparten en blogs como si le fuese a funcionar a todo el mundo. Si cuidamos de nuestra alimentación, estamos cuidando de nuestra salud. Cada persona es diferente y no nos sirve lo mismo. Además, no deberíamos dejar nuestra salud en manos de alguien que no sea un especialista en la materia.

Para terminar, ¿qué evolución has notado en materia de nutrición deportiva en los últimos años?

Una evolución muy positiva, ya que hay un mayor interés por parte de la población, con lo que van saliendo más estudios y los profesionales disponemos de una mayor información para poder ayudar a nuestros pacientes a mejorar su rendimiento deportivo.

DEJA UN COMENTARIO