Porque sois importantes… ¡Feliz Día del Frutero!

santa dorotea

Como la gran mayoría de las profesiones más arraigadas en nuestra cultura, la de los fruteros también cuenta con su patrona, Santa Dorotea, cuyo día encontramos en el santoral cristiano marcado el 6 de febrero. Los fruteros comparten patrona con otro grupo profesional vinculado a la naturaleza como son los y las floristas. ¿Sabías por qué?

La tradición cristina sitúa el martirio de la santa en Turquía, donde también nació. Condenada a ser decapitada por no renegar a su fe, de camino a su ejecución, su torturador, Teófilo, le espetó: «Esposa de Cristo, mándame manzanas y rosas del jardín de tu esposo». De repente, en pleno invierno, apareció un niño que le trajo tres rosas y tres manzanas. Teófilo, impresionado, se convirtió de forma inmediata al cristianismo. Por ello, en la historia del arte Santa Dorotea aparece representada en pinturas y esculturas portando frutas o flores, o ambos elementos.

Así, al igual que otros colectivos profesionales, los fruteros celebran hoy su gran día recordando el esfuerzo que supone cada día, en un mundo de competencia mundial, ofrecer un servicio personalizado y un producto de máxima calidad.

Desde Naranjas Torres nos sumamos a este gran día porque queremos recordar y ensalzar la labor del frutero de proximidad, esa persona de confianza que conoce el producto, que sabe cómo se cultiva y se recoge, así como las variedades de cada fruta. Regalan un conocimiento y una atención impagable para una alimentación consciente y saludable.

El frutero o la frutera de barrio, el de toda la vida, es un agente esencial de nuestra comunidad. Es una profesión de esas de las que ya quedan pocas, en las que la experiencia y el amor por un trabajo pasan de generación en generación.

Muchos tratamos a fruteros que luego han traspasado su negocio a hijos o a nietos a quienes habíamos conocido. Charlamos sobre aquello que pasó en el barrio o las últimas noticias que afectan a un vecino o una vecina querida. En definitiva, vertebran junto a otros comercios de proximidad la vida de nuestra comunidad más cercana.

Desde Naranjas Torres, como empresa familiar, queremos destacar, subrayar y gritar a los cuatro vientos los beneficios de un trato cercano y una producción de calidad. Porque nuestros clientes lo merecen y porque amamos nuestro trabajo. La fruta es salud, color, sonrisas y sabores cuidados generación tras generación. Y, como en el caso de los fruteros, representa nuestro sello de identidad.

DEJA UN COMENTARIO