Naranja confitada por un roscón de Reyes delicioso

naranja confitada

Este fin de semana las sonrisas de miles de niños en nuestro país se multiplicarán al levantarse el día 6 bien temprano y descubrir sus regalos debajo del árbol de Navidad. Una mañana que también vendrá acompañada por el deleite de los paladares, gracias al delicioso roscón de Reyes y al protocolo que implica su deguste: lamer el relleno de nata, pegar el primer mordisco dulce y buscar entre el bizcocho la figurita de la suerte que lleva dentro, evitando, eso sí, la odiosa haba.

También es indispensable disfrutar de la fruta confitada o escarchada con la que se suele decorar este pastel. Nosotros la preferimos de la primera manera y delimitando las opciones a uno de nuestros cítricos favoritos: la naranja.

Os contamos cómo preparar naranja confitada para darle el toque sabroso y vistoso a vuestro roscón de una manera fácil, rápida y de lo más dulce.

Ingredientes:

2 naranjas muy frescas

200 gramos de chocolate fondue

300 gramos de azúcar blanco

150 mililitros de zumo de naranja

1 cucharada de bicarbonato

Elaboración:

Lavamos con esponja y agua caliente las naranjas antes de cortarlas, por si pudieran tener cera en la cáscara, y las cortamos finas.

Colocamos las rodajas en un cazo y cubrimos con agua.

Añadimos el bicarbonato y encendemos el fuego hasta que empiece a hervir, momento en el que las retiraremos y escurriremos. Así les quitaremos el amargor y quedarán más dulces.

Preparamos el caramelo con el que vamos a confitar la fruta poniendo a calentar en un cazo el zumo de naranja y el azúcar.

Sumergimos las rodajas en el caramelo durante 30 minutos y después las colocamos sobre una bandeja de horno con papel de cocina y calentamos otros 30 minutos más para que se terminen de deshidratar.

Dejamos que se sequen al aire para que cristalice el caramelo.

Ponemos el chocolate al baño maría para que se derrita, bañamos las rodajas de naranja confitada en él y dejamos reposar durante una hora.

DEJA UN COMENTARIO