Las Google Glass también entienden de agricultura

Google Glass en agricultura - Naranjas Torres

Enviar información en tiempo real sobre un cultivo a varios técnicos de diferentes puntos geográficos simultáneamente; reprogramar in situ el riego de una parcela en concreto de manera instantánea según las condiciones del momento; conocer el historial completo de tratamientos aplicados en un campo determinado nada más poner un pie en él. Y todo ello, con un solo vistazo. Estos son algunos ejemplos de las acciones que Google Glass permite realizar gracias a IntelliScout™, la primera aplicación desarrollada para dicho dispositivo que se ha especializado en la agricultura.

La empresa Basecamp Networks ha creado esta herramienta con la colaboración de productores de todo el mundo. De hecho, sigue trabajando en ello con la idea de responder a sus necesidades de la forma más completa posible. Así, identificar enfermedades y plagas, registrar el rendimiento del cultivo o automatizar el cálculo de la cosecha son los principales usos que se le han concedido a IntelliScout™ hasta la fecha. Para muestra de su potencial, un dato: puede contar los granos de una mazorca de maíz con más de un 90% de precisión en menos de 9 segundos.

Obviamente, otra de las grandes ventajas de usar la aplicación en cuestión es inherente a las Google Glass: son inalámbricas. De este modo, el agricultor sigue contando con sus manos para palpar los frutos mientras se centra en la toma de decisiones y optimiza las gestiones administrativas. En cualquier caso, las posibilidades de la tecnología en este sector parecen no conocer límites. Además, según afirman desde la propia firma de IntelliScout™, se espera que la agricultura crezca un 70% hasta 2050. En definitiva, esto no ha hecho más que comenzar.

DEJA UN COMENTARIO