Golpe de volea hacia el verano

Naranja-pádel

El ex presidente del Gobierno José María Aznar en pantalón corto y camiseta deportiva a finales de los años noventa. Era una de las primeras veces que un cargo principal del Estado aparecía en la prensa de forma distendida en su tiempo libre. Pero lo que picó la curiosidad de muchos fue el deporte que practicaba, el pádel. Parecía tenis, pero no lo era, ya que la pista estaba cerrada por paredes o redes, la raqueta no era la misma y la pelota – que sí era muy parecida –, cuando rebotaba en la pared, ¡no daba el punto al jugador contrario!

La confusión y la falta de conocimiento acerca de este deporte de red, que se lleva practicando de forma masiva desde los años ochenta, a pesar de todo, es lo que se ha tratado de contrarrestar desde la Federació Catalana de Pàdel. Desde hace años esta organización trabaja por extender la estela de un juego de competición que se encuentra el segundo en el ranking de los más practicados en muchas ciudades de España.

De cara al verano recomiendan seguir practicando pádel o iniciarse en él, en el caso de los nuevos llegados y de los niños, en pistas indoor. Eso sí, se debe tener mucho cuidado con el calor para evitar sustos derivados de la deshidratación: “Hay que tomárselo con calma, beber mucha agua e incluso aprovechar al máximo el tercer tiempo”. Una de sus entrenadoras federadas, Marcela Ferrari, resalta este espacio de esparcimiento posterior al ejercicio realizado, ya que considera el pádel una actividad “muy social” con la que poder forjar grandes amistades, divertirse al tiempo de que se genera endorfinas y se mejora el estado físico y la salud.

Es importante no practicar este deporte a la ligera y utilizar un buen material, calzado, peso correcto de pala – nombre de la raqueta para pádel –, y pelota. “Si usas unas zapatillas corrientes puedes hacerte daño en los pies y tobillos, al igual que pasa con las articulaciones de los brazos con una pala y una técnica inadecuadas”, avisa Ferrari. Además, como en cualquier otra modalidad, se debe calentar antes de entrar a la pista y no arriesgar demasiado en las jugadas, si se es principiante, para evitar lesiones previsibles. Por todo ello y porque el listado de consejos puede ser ilimitado, la entrenadora considera conveniente contar con el asesoramiento, continuado o puntual, de profesionales en clubs o asociaciones que expliquen las normas y que “animen a organizar partidos amateur y a disfrutar de este deporte cada día más de masas”.

DEJA UN COMENTARIO