Cítricos para ayudar a proteger el corazón

proteger el corazón

El corazón es un bien preciado para nuestro organismo. O, más bien, el más importante, el eje de nuestra buena salud. Y debemos cuidarlo como se merece y no como la mayoría lo está haciendo hasta la fecha de manera indirecta.

De hecho, según la Fundación Española del Corazón, en 2015 las dolencias relacionadas con nuestro músculo principal afectaron a cerca de 230.000 españoles y 17,5 millones de muertes prematuras se relacionan con ellas.

La alimentación puede convertirse en una gran aliada para ayudarnos a proteger el corazón de una manera saludable. Las naranjas y las mandarinas son buenos ejemplos de ello.

Ambas contribuyen a la dieta con su aporte de ácido fólico, que forma parte del ciclo metabólico, que permite la reducción de los niveles de homocisteína. Se trata de un metabolito intermedio del cual se sabe con certeza que, en exceso y de manera independiente a los niveles plasmáticos de colesterol, es un factor de riesgo cardiovascular.

Además, los cítricos poseen una alta cantidad de antioxidantes, que son esenciales para un corazón sano. Estos ayudan a combatir el daño de los radicales libres y protege este órgano de varias enfermedades relacionadas como golpes o hipertensión.

Por otro lado, el consumo de estas frutas con regularidad puede mejorar el flujo de la sangre en las arterias, lo que reduce y previene la formación de coágulos. También ayuda a disminuir el colesterol malo LDL y a evitar la acumulación de placa en las arterias.

No obstante, el cuidado de nuestra salud global, y de la cardiovascular en particular, no debe ser solo trabajo (en cuanto a ayuda) de productos particulares, sino que pasa por revisar y adecuar la dieta en su conjunto a las necesidades específicas de la persona y de sus circunstancias vitales.

Así que, en el Día Mundial del Corazón recordad completar la protección de vuestro corazón con una dieta variada y equilibrada, adecuada a vuestra situación y a las especificidades de vuestro órgano/tesoro.

DEJA UN COMENTARIO