Una receta de naranja que hace ‘chup, chup, chup’

ChupChupChup

La bloguera ChupChupChup (@chupchupchup) es una fanática de los cítricos y lo demuestra a menudo con recetas a las que suele aportar siempre su punto anaranjado. Como estos bocaditos de queso fresco que ella misma nos ha recomendado tanto para platos dulces como salados. Silvia, alma mater del blog, los prepara con “extra de dulce y aroma a naranja”, con lo que los convierte en “un capricho para el paladar”, y anima a acompañarlos con tostaditas o crackers.

Os traemos la receta para que podáis disfrutar de ellos vosotros también. ¡Tomad nota!

Ingredientes:

750 gramos de leche fresca entera

3 yogures naturales

2 cucharadas de azúcar

200 gramos de mermelada de naranja amarga

Piel de una naranja

Azúcar blanca

Elaboración:

Mezclamos la leche y los yogures, lo calentamos todo en un recipiente al tiempo que lo seguimos removiendo con una espumadera y, cuando vaya a arrancar el hervor, bajamos el fuego.

Lo dejamos enfriar durante unos 30 minutos.

Una vez frío, preparamos un recipiente para colar como un tamiz o una gasa gigante.

Con una cuchara presionamos un poco para que vaya soltando el líquido y le damos forma.

Lo mezclamos todo en el tamiz con la mermelada de naranja.

Tapamos y reservamos en la nevera durante un mínimo de un par de horas.

Pasado el mínimo de tiempo, le damos la vuelta.

Para el azúcar glas de naranja, retiramos con un pelador la piel de la naranja, procurando que no queden partes blancas.

Dejamos secar la piel en un horno a muy baja temperatura hasta que lo esté del todo (unos segundos).

Mezclamos las pieles secas con el azúcar para obtener el deseado glas.

Sacamos la mezcla de queso de la nevera, dividimos unas porciones en forma de bolitas y las rebozamos en el azúcar glas.

Reservamos en la nevera antes de servir. ¡Y listo!

DEJA UN COMENTARIO