Los abuelos, pilares fundamentales en la sociedad de hoy

abuelos

En los tiempos actuales y en numerosos casos, las largas jornadas laborales por parte de ambos progenitores pueden hacer incompatibles la posibilidad de tener niños. En el caso de querer formar una familia, rondan ciertas preguntas con respecto a este tema: ¿Quién puede atender, recoger del colegio o hacerles la comida a mis hijos? ¿Quién pasará junto a ellos las horas en las que esté trabajando? Muchos de vosotros habréis vivido situaciones parecidas y ya tenéis en mente la solución. Algunos pensaréis en contratar a una cuidadora, en el comedor del colegio o en apuntarles a actividades extraescolares. Pero quizá la mayoría estéis pensando en unas personas muy especiales con las que, a lo mejor, se os escapa una sonrisa al recordarlas: los abuelos. Para poder compatibilizar el formar una familia y el trabajar, el papel de los más mayores de la sociedad se ha convertido en un elemento clave.

En ocasiones los hijos comparten más momentos con ellos que con los propios padres. En un mundo donde cada vez los horarios laborales son más amplios, los abuelos se convierten no solo en sus cuidadores, sino en su día a día. Además, gracias a ellos es más fácil que los nietos tengan una dieta más cuidada, completa y saludable. Debido a las prisas de la rutina, los progenitores entre semana carecen de tiempo para prepararles un buen desayuno rico en vitaminas como un zumo natural de naranja por las mañanas, por ejemplo. Minutos de los que sí disponen los abuelos. Estos nos enseñan valores y, a veces, nos maleducan haciendo realidad nuestros caprichos, pero sobre todo, son de las pocas personas que siempre vamos a tener ahí, pendientes de si necesitamos algo y queriendo compartir aunque sea una llamada rápida porque la rutina no permite visitarles tanto como les gustaría.

En definitiva, aprovechan con sus nietos aquellos momentos que no tuvieron oportunidad de vivir con sus hijos por motivos laborales. El día a día va forjando un vínculo inquebrantable que los hacen un pilar fundamental en nuestras vidas. Es por ello, que deberíamos aprovechar cada minuto que podamos en estar con ellos, agradecerles todo lo que hicieron, hacen y harán por nosotros y devolverles el favor con nuestra atención y compañía.

DEJA UN COMENTARIO